jueves, 20 de octubre de 2016

Licencias TDT Andalucía: Historia de las concesiones

Desde Díez y Romeo hemos querido analizar los hitos más relevantes de los concursos de licencias audiovisuales televisivas (TDT) en Andalucía.

La primera normativa relevante en materia de televisión fue el Decreto 1/2006, de 10 de enero, por el que se regula el régimen jurídico de las televisiones locales por ondas terrestres en Andalucía (BOJA núm. 15, de 24 de enero). El objetivo que perseguía era dotar a la Comunidad Autónoma de Andalucía de un marco normativo que sustentara la transición de la televisión analógica a la TDT.

Anulación parcial del Decreto 1/2006 de TV Local.-

Determinados artículos de dicho decreto fueron impugnados por la Administración General del Estado al considerar que vulneraban competencias de carácter exclusivo, esencialmente referidas a cuestiones técnicas de gestión del espectro.

Esta impugnación fue resuelta en primera instancia por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, recurso núm. 1159/06, que por sentencia de 11 de junio de 2007 estimó parcialmente el recurso interpuesto por la Administración General del Estado y anuló los artículos 12, 13, 23.2, 40, 41.5.º y 6.º, 47 y la disposición transitoria única del Decreto 1/2006 citado. Esta sentencia fue recurrida en casación por la Junta de Andalucía, recurso núm. 4181/2007, que fue resuelto por el Tribunal Supremo mediante sentencia de 16 de junio de 2010, confirmando el pronunciamiento de la sala autonómica.

Diez y Romeo licencias FM

Anulación parcial de las bases del concurso de 2006.-

Para garantizar la seguridad jurídica de las emisiones de televisión local, el 18 de abril de 2006, el Consejo de Gobierno aprobó la primera convocatoria del concurso público “para el otorgamiento de concesiones para la explotación del servicio público de TDTL en Andalucía, para su gestión privada” (BOJA núm. 81, de 2 de mayo). Este acuerdo incluía las bases por las que se regiría dicha convocatoria. El antecedente directo de algunas de ellas se encontraba en el señalado Decreto 1/2006, de ahí que, al igual que ocurriera con esta última norma, la Administración General del Estado impugnara el acuerdo del Consejo de Gobierno y sus bases.

Dicha impugnación fue resuelta en primera instancia por la sección primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que, mediante sentencia de 16 de julio de 2007, estimó parcialmente el recurso interpuesto por la Administración General del Estado y anuló la Base 7 (apartados 1, 3.2 y 4), y las Bases 20.2, 25 y 29. Esta sentencia, que no contenía pronunciamiento alguno sobre la suspensión de la convocatoria vigente, fue recurrida en casación por la Junta de Andalucía; recurso núm. 5151/2007 que fue resuelto por Auto del Tribunal Supremo, de 20 de octubre de 2010, en el que se confirmaba, igualmente, la sentencia de la sala autonómica al desistirse la Junta de Andalucía, por lealtad procesal, del recurso de casación presentado.

Para llevar a término lo acordado en sede judicial, se publicó en el BOJA núm. 88, de 6 de mayo de 2011, la Orden de 25 de abril de 2011 Vínculo a legislación, por la que se disponía el cumplimiento y publicación del fallo de la sentencia de 16 de julio de 2007, de la sección primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, con sede en Granada, recaída en el recurso contencioso-administrativo núm. 1742/2006.

Anulación del reparto de licencias de TDT en 2008.-

A pesar de las impugnaciones judiciales existentes, la Junta de Andalucía continuó tramitando el expediente de licencias TDT que terminó con la adjudicación por medio del Acuerdo del Consejo de Gobierno, de 29 de julio de 2008. Allí se resolvió el concurso para el otorgamiento de concesiones de TDTL en Andalucía (BOJA núm. 209, de 21 de octubre), asignando un total de 163 concesiones a personas físicas y jurídicas privadas en todo el territorio andaluz.

La Junta defiende que siguió tramitando el expediente porque no se había decretado la suspensión de la convocatoria de 2006 y en ese momento no estaban dictadas las Sentencias por el Tribunal Supremo.

A continuación, dicho acuerdo fue igualmente objeto de varios recursos en vía contencioso-administrativa por muchas televisiones históricas andaluzas que se quedaron fuera del reparto, ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Durante la tramitación de los más de 30 recursos judiciales la Junta de Andalucía sancionó a algunas televisiones con 500.000 € por no tener las licencias TDT que estaban recurriendo. No obstante, pese a ese ambiente hostil, las recurrentes ganaron todas las Sentencias.


Sentencias que anulan las licencias TDT: consecuencias

De conformidad con la cronología expuesta anteriormente, el fundamento jurídico esgrimido por el Alto Tribunal andaluz en las distintas sentencias, que ha conducido a la anulación de las concesiones otorgadas en diversas demarcaciones, trae causa de la anulación parcial de las bases de la convocatoria que ya concluyó cuando se pronunció (sentencia de 16 de julio de 2007), con ocasión del recurso contencioso-administrativo núm. 1742/2006, interpuesto por la Administración General de Estado contra el Acuerdo de 18 abril de 2006, del Consejo de Gobierno, que convocó el concurso objeto de controversia y aprobó sus correspondientes bases. Asimismo, esta anulación parcial de determinadas bases del concurso fue colegida por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía a partir de la anulación de determinadas disposiciones del citado Decreto 1/2006, al considerar que invadía competencias de carácter estatal (sentencia de 11 de junio de 2007).

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (ratificado por el Tribunal Supremo) ha considerado que la anulación de las bases de la convocatoria, conlleva la anulación de las adjudicaciones de TDT otorgadas. Ello fue en base al principio de unidad de acto en la valoración por parte de la Mesa de Contratación del contenido de las proposiciones de las empresas licitadoras y también de unidad de convocatoria. De este modo quedaba mortalmente afectada la puntuación globalmente asignada a los participantes.

Nuevo concurso de licencias TDT en Andalucía 2016

Como consecuencia de lo anterior se convoco un nuevo concurso de TDT en pasado mes de agosto de 2016. La documentación presentada por los licitadores se encuentra en la fase de análisis del sobre nº 1.



jueves, 13 de octubre de 2016

Licencias TDT Valencia: Adjudicadas las demarcaciones de Alicante, Elche y Torrevieja

El reparto de las licencias de la TDT en la Comunidad Valencia va tocando a su fin. Tras la anulación del anterior reparto de licencias televisivas por la Sentencia del Tribunal Supremo de 18 de julio de 2012 (rec 5128/2008) la Generalitat ha ido dando los pasos precisos para volver a repetir las valoraciones.
Las nuevas adjudicaciones de licencias televisivas se han ido conociendo a medida que el Consell hacía públicas las empresas beneficiarias por demarcación.
El pasado 30 de septiembre de 2016, se aprobó la adjudicación de las concesiones administrativas para la explotación de programas del servicio público de la TDT pertenecientes a tres demarcaciones.
En concreto, se adjudicaron las concesiones y se transforman en licencias los lotes 2-Alicante (Canal 21 TL02A), 4-Elche (Canal 45 TL05A) y 6-Orihuela-Torrevieja (Canal 45 TL07A).
El lote 2-Alicante se adjudica a favor de Editorial Prensa Alicantina, S.A., a Consorcio de Televisión Comarcal, S.L. y a Kiss Televisión Digital, S.L. Además, el lote 4-Elche se adjudica a favor de Editorial Prensa Alicantina, S.A. y a Radio Comunicación, S.A.

Asimismo, los licitadores a los que se adjudica el lote 6-Orihuela-Torrevieja son Editorial Prensa Alicantina, S.A., Televisión Costa Blanca, S.L. y Televisión Horadada, S.L.
Según el Consell, los licitadores de los lotes adjudicados han acreditado, ante el órgano competente para su tramitación, la documentación preceptiva prevista en el pliego de cláusulas administrativas particulares, de conformidad con la decisión elevada por la Mesa de Contratación.
La Generalitat también se cercioró de que las empresas reúnían los requisitos establecidos en la Ley General de la Comunicación Audiovisual para ser titulares de una licencia de comunicación audiovisual.